Belleza/SaludTutoriales

INVIERNO: LA ÉPOCA IDEAL PARA LOS TRATAMIENTOS DE PIEL

Dra. Paula Vergara, Cirujana y Experta en Medicina Estética de Clínica Terré

Pareciera que en la época más fría del año es cuando menos nos preocupamos por el cuidado de nuestra piel. Como andamos abrigados y tapados desde el cuello hasta los pies, disminuyen nuestras ganas de volcarnos a nuestros rituales del cuidado corporal. Pero a diferencia de lo que muchos piensan, la disminución de los rayos solares durante los meses de frío es la época ideal para programar la mayoría de los tratamientos estéticos que devuelven la vitalidad a nuestra piel.

Los cuidados a la piel no deberían tener “baja temporada”, menos los del rostro. Por el contrario, en invierno resulta necesario continuar y aumentar sus cuidados. Además de las cremas de limpieza, hidratación y nutrición, el protector solar continúa siendo imprescindible y es el momento ideal para pensar en los tratamientos de medicina estética.

Hoy en día la tendencia son los tratamientos no invasivos o mínimamente invasivos de rejuvenecimiento facial con tecnología de última generación, varios de ellos se recomiendan realizar en invierno, ya que la exposición solar es menor que en verano, por lo tanto, se corren menos riesgos de hiperpigmentación o reacciones adversas.

El Peeling Facial es un procedimiento cosmético en el que mediante un procedimiento (producto químico, láser o microdermoabrasión) se remueven las capas de la piel dañadas, va a depender de nuestro objetivo, qué tan drástico queremos que sea y por lo tanto, qué procedimiento vamos usar. Las indicaciones habituales para realizar un peeling son: fotoenvejecimiento, líneas finas, manchas o cicatrices. Así se logra renovar la piel, con más firmeza, homogénea en color, luminosa y sin manchas.

Uno de los tratamientos más completos es el de Células Madre, este procedimiento que se realiza en pabellón, consiste en una pequeña liposucción de donde se extrae grasa, ésta es procesada por un laboratorio especializado en aislar y cultivar células madres. Durante el mismo día, pero en un procedimiento posterior, las células se inyectan en la piel para renovarla de manera profunda e intensa, regenerando y reparando los tejidos. Muchas veces complementamos este procedimiento utilizando la propia grasa del paciente para rellenar zonas del rostro que han sufrido la pérdida de volumen propia del paso del tiempo. Por lo tanto, se logra detener el fotoenvejecimiento, disminuir la flacidez y restaurar el contorno facial.

Por su parte, la Radiofrecuencia Fraccionada es un tratamiento ideal para complementar otros procedimientos, ya que logra estimular colágeno tanto superficial como profundamente (dependiendo del modo de uso) esto nos permite tratar arrugas, flacidez, cicatrices de acné y reducción de estrías. Esta tecnología consiste en entregar energía térmica de forma fraccionada en la dermis, con una mínima afección de la capa más superficial de la piel. La regeneración se da de adentro hacia afuera sobre las fibras de colágeno de la piel, manteniendo firme el tejido. El resultado es una piel con aspecto más firme y rejuvenecido.

También es una época ideal para realizar distintos tipos de Mesoterapia, también conocido como bioestimulación o intradermoterapia, la que consiste en una inyección superficial de plasma rico en plaquetas, Filorga NCTF (r) y ácido hialurónico no reticulado. Los 3 apuntan a estimular la producción de colágeno, reparar la piel y nutrirla, mejorando su hidratación y luminosidad.

La idea es siempre buscar que los pacientes prevengan la aparición de marcas más profundas para evitar procedimientos de mayor envergadura después, a partir de los 25 años tanto hombres como mujeres ya pueden empezar a cuidar la piel del rostro y así prevenir y retrasar signos de envejecimiento. Mientras antes se empiece, más fácil es contener el paso del tiempo en nuestra piel y lograr resultados naturales.

 

 

 

Share:

Leave a reply