Belleza/Salud

CÓMO RETOMAR EL RITMO Y PARTIR BIEN EL AÑO

Si bien salir de vacaciones es siempre motivo de alegría y descanso, el problema está cuando se acaban esos maravillosos días de ocio, y es el momento de volver a la realidad. Para la mayoría de las personas esto significa volver a una rutina de  responsabilidades, tareas y horarios, además de hacerse cargo de todos esos pendientes que se acumulan en nuestra ausencia. Los consultores de Willis Towers Watson aseguran que también puede ser una buena posibilidad para empezar bien el año, tomando en cuenta algunos tips y consejos.

Retomar el ritmo cuesta, odiamos el despertador por las mañanas y los preciados días de vacaciones comienzan rápidamente a ser un recuerdo más lejano. Sin embargo, lo que muchos ven como un retorno a lo aburridamente cotidiano, podría transformarse en un excelente punto de partida para comenzar bien el año. Sólo se necesita buena actitud, la mejor disposición y un buen plan.

A continuación, compartimos 5 buenos consejos para un retorno saludable:

Reincorporación progresiva: Por nada del mundo vuelvas un día antes de reincorporarte a tus responsabilidades. Es conveniente dejar uno o dos días para descansar y comenzar a organizarte, deshacer maletas, lavar ropa y ordenar la casa.

Vuelve con una actitud positiva: Es muy importante volver con buena actitud, optimista, contento y con ganas de hacer bien las cosas. Así aportaremos y recibiremos buena energía de los que nos rodean, ayudando a que nuestro ambiente sea más cálido y amigable.

Espacios recreativos: Deja un espacio diario o semanal para hacer actividades que disfrutes o te relajen, como ver a tus amigos, hacer deporte, comer algo rico, ver una película o simplemente descansar. Siempre es importante darse el tiempo para ver a la gente que quieres, distraerte de tus responsabilidades y conectarte contigo mismo. También es un buen momento para inscribirte en algún curso que desees hacer, algo que complemente tu trabajo o simplemente algo entretenido como cocinar, dibujar, literatura, o lo que quieras.

Evita el sedentarismo:  Hacer alguna actividad física siempre es bueno y ayuda a producir endorfinas, lo que nos hace sentirnos bien. Si no eres de gimnasio y el deporte no es lo tuyo, aprovecha los momentos que puedas durante el día para estirar las piernas y moverte un poco. Usa las escaleras, camina lo que más puedas y evita el sedentarismo. Hacer pausas de cinco a diez minutos – una durante la mañana y otra en la tarde – siempre es recomendable para distraerse un rato, tomar aire y descansar nuestra mente.

Reemplazar los malos hábitos por otros buenos: Si tienes algún mal hábito como fumar, comer comida chatarra, beber en exceso u otro, el retorno de las vacaciones es un excelente momento para dejarlo. Siempre es bueno plantearnos buenos propósitos que nos ayuden a ser mejores personas. Sólo tienes que proponertelo y cambiarlo por un buen hábito, uno positivo que, sin duda, te traerá solo beneficios.

 

 

Share: