ModaModa

La llegada de la moda que no distingue géneros

Las chaquetas y bototos de Dr. Martens o los pantalones gigantes de Valentino forman parte de una tendencia en moda que no distingue géneros. Las nociones tradicionales de “femenino” y “masculino” están cambiando con la llamada Generación Z, que va en contra de los estereotipos, las etiquetas y los prejuicios

Caitlyn Jenner (nacida Bruce Jenner) hizo la transición con el apoyo de su ex esposa, sus hijas, sus hijastras y desde la tapa de Sport Illustrated dio el puntapié para que el transgénero ganara espacio en los medios. Después mostró su clóset con prendas de alta costura, mientras modelos trans como Andreja Pejic, Lea T y Hari Nef sumaban campañas de moda y belleza, desfilando para Givenchy, Gucci y H&M.

La industria se volvió más receptiva al concepto de genderless (sin género): comenzó en Asia, sobre todo en Japón, avanzó por Europa y se afirmó en los EE. UU. La marca Zara Ungendered mostró que se valoran diseños simples y tonos neutros, con estilos cuyos límites entre los femenino y lo masculino son difusos. Su estrategia fue sutil: incluir prendas de hombre en la sección de mujer como una invitación a que las mujeres también exploraran la sección de hombre. La prenda masculina que se ha colado en la selección Última Semana femenina de la página web de Zara fue un abrigo de cuadros con capucha. Si bien podría tratarse de una prenda diseñada para mujeres, el rótulo sobrepuesto a la imagen del lookbook no dejaba lugar a dudas: pertenece a la colección Zara Man. El abrigo de cuadros de Zara fue una invitación a explorar el link de hombre.

En muchos lugares se está viendo el desafío a los estereotipos de género. Por ejemplo, en la ceremonia de los Oscar, la compositora inglesa Mica Levi, autora de la banda sonora de la película Jackie, fue a la alfombra roja con traje de hombre color ocre, sin maquillaje y sin peluquería.

El año pasado Katy Perry presentó al primer “Coverboy” de la marca de cosméticos Covergirl: James Charles, un estudiante de 17 años, con más de medio millón de seguidores en Instagram. Otra marca cosmética, Maybelline, respondió fichando al bloguero Manny Gutiérrez, con más de tres millones de seguidores en Instagram y casi dos millones en YouTube. MAC fue más lejos y anunció un labial creado en colaboración con Gabriel Zamora, un YouTuber que ofrece tutoriales para hombres en inglés y español. Al principio se asociaba a los “Beauty Boys” con las travestis, pero Gutiérrez asegura que no es su caso ni el de la mayoría de los influenciadores masculinos en las redes sociales.

 

Share:

Leave a reply