Datos y consejos!

CUIDADO DE LA PIEL: CÓMO PROTEGERLA DE LA CONTAMINACIÓN

Con la vuelta de vacaciones y junto a ello la bienvenida a la polución en el aire, mezclado con un estilo de vida poco saludable, puede repercutir en el bienestar de la piel de las personas, en especial del rostro. Manchas, impurezas, resequedad, son algunos de los síntomas que aparecen cuando la piel se enfrenta a diversas toxinas.

La piel, específicamente su capa más externa llamada epidermis, cumple la función de actuar como escudo protector frente a partículas nocivas del aire. Pero muchas veces necesita de ayuda, sobre todo cuando el medio está saturado de toxinas contaminantes como compuestos orgánicos volátiles, materiales particulados e hidrocarburos provenientes de la quema de combustible. En algunos casos, incluso con algo tan simple como un cigarro, cuyo humo contiene óxido de nitrógeno, es el más presente en el aire, y a su vez el más tóxico.

La exposición constante de la piel a agentes contaminantes produce a largo plazo efectos negativos en el organismo, como la incrementación de radicales libre que dañan directamente el ADN celular, provocando múltiples problemas cutáneos: envejecimiento prematuro, inflamaciones alérgicas como eczemas, erupciones, dermatitis; resequedad, manchas y exacerbación de acné, por nombrar las más comunes.

Para proteger la piel de la polución ambiental se deben seguir ciertas recomendaciones que entrega la cosmetóloga de The Body Shop, en cuanto al uso de productos y algunos hábitos en la alimentación:

  • Dieta saludable:es primordial alimentarse de forma correcta, rica en nutrientes y antioxidantes. Estos se pueden obtener a través de frutos rojos, uvas, frutos secos, cacao, té verde (por mencionar algunos). Además, es necesario tomar abundante agua, evita las bebidas gaseosas, cigarro y alcohol.
  • Rutina de limpieza:llevar una adecuada higienebásica de belleza es muy importante para eliminar las partículas que se adhirieron a la piel. Es recomendable utilizar productos que no deshidraten la epidermis (por ejemplo, libres de alcohol). Se recomienda usar el limpiador facial purificante de árbol de té de TBS, ideal para limpiar la piel de las imperfecciones.
  • Tonifica:el uso de un tónico es importante luego de la limpieza, ya que elimina las impurezas que no se pudieron retirar, cerrando los poros y equilibrando el PH de la piel.
  • Uso de cremas y mascarillas:se recomienda complementar la limpieza con el uso de mascarillas y cremas hidratantes. Estas deben ser ricas en vitaminas A, C y E, y antioxidantes, ayudando a combatir los radicales libres, el daño oxidativo celular y mantener tu piel protegida. Las cremas se aplican en la mañana y en la noche, luego de la respectiva limpieza y tonificación. Las mascarillas se aplican una vez por semana, preferentemente luego de la exfoliación, para una mejor absorción, dejándola actuar unos 15 o 20 minutos. Se sugiere utilizar la mascarilla hidratante de Matcha de The Body Shop, cómoda y sencilla de usar para sentir una piel más suave y fresca al instante.
  • Exfoliación:es muy importante exfoliar la piel del rostro y cuerpo, de preferencia con productos naturales, libres de preservantes, parabenos y bajo en perfume. Se recomienda realizarlo una vez por semana, ya que esto contribuye a una limpieza más profunda y a la estimulación de la renovación de las células epidérmicas. 
  • Protección solar:utilizar siempre un buen protector solar en repetidas ocasiones durante el día para proteger la piel de los peligrosos rayos UV. Se aconseja utilizar la emulsión refrescante fps 20 de la línea Drops Of Youth, que ayuda a proteger la piel contra la polusión y la radiación solar.

Uno de los puntos más importantes es ser constante. Hay que ser metódica y responsable con los cuidados a la piel y el organismo. Lo recomendable es que todos estos pasos se conviertan en hábitos diarios, para mantener una piel limpia y brillante durante esta época.

 

 

 

Share: